Por favor, no quieran ser lo suficientemente guapas, interesantes, inteligentes, buena onda, sexys o lo que sea, para alguien más. Ustedes son suficientes lo vean los demás o no. Por favor, dense cuenta. 

No será esta la última carta que de mi parte recibas, pero he de decirte esto, pues no puedo contenerlo más. Sí, me enamoré de ti. Y es uno de los más hermosos sentimientos que alguna vez he podido experimentar. Sentirme en la cima del mundo, sentirme querido, sentirme bien, contar los segundos, minutos y horas para verte, sentir tu respirar mientras duermes, escuchar tu risa cuando tenía la fortuna de arrebatarte una de ellas, ver a tus ojos. Todo eso me hizo tan feliz, que cambiaría mi alma, si es que tengo alguna, por un día más así, contigo.

Declaraciones de amor, Augusto